Tânia Oleiro

Tania Oleiro

Tânia Oleiro , nacida en Lisboa, fadista de raigambre y estirpe, crecida en la cultura del fado, ganadora a los10 años de la Gran Noche del Fado de Setúbal , profesora de matemáticas, su otra gran vocación.

Integrante del elenco Casa de Fados (inspirado en la película “Fados” del cineasta Carlos Saura), y estrenado en julio de 2007 en La Mar de Músicas en Cartagena. Este espectáculo se presentó en Las Palmas, Alicante, Cáceres, Cuenca, Zaragoza, Albacete, Guadalajara, Málaga, Gijón, Santurce, Ferrol, Estambul, Vila Nova de Cerveira y Lisboa (CCB).

Editado en 2016, Tercos de Fado es el primer disco de la cantante portuguesa, el cual goza de plena vigencia puesto que sigue creciendo como una obra de enorme categoría y solidez. Dividido en tres partes que son, asimismo, tres barrios icónicos lisboetas: “Mouraria”, “Alfama” y “Cercanías”, lugares en los cuales se ubican las Casas de Fado en las que la artista interpreta con regularidad, en cada una de estas tres partes que conforman este trabajo han participado diferentes músicos que forman una nómina de instrumentistas ciertamente excepcional.

Los temas que redondean este disco, cinco en cada uno de los apartados, por tanto quince temas en su conjunto, son todos tradicionales con la excepción del primer single y vídeo de adelanto, A Nova Roda da Mouraria, composición en música y letra del también fadista Marco Oliveira.

Tânia Oleiro está considerada incluso por sus propias colegas como una de las fadistas de mayor categoría en la actualidad, justamente en un momento histórico en el que hay una nómina de intérpretes realmente brillante.

“A lo largo de estos últimos años en los que he escuchado tantas veces a Tânia Oleiro, lo que siempre me ha causado creciente admiración ha sido, sobre todas las cosas, su integridad como fadista; esa entrega suya absoluta a la narrativa de cada poema y al diseño de cada melodía como si fuera, en ese instante, el único objetivo de su vida, como si aceptase pagar el precio que fuera por esa entrega, como si se tratase de un imperativo ético incuestionable.

Es por esta razón que cada fado que canta se vuelve importante; para ella porque nos da todo lo que atesora, como un equilibrista sin red, y para nosotros, porque somos subyugados por esa dádiva y nos dejamos llevar por ese privilegio, el de poder participar de cada palabra y de cada nota, en esa travesía y en ese riesgo.”

Prof. Rui Vieira Nery

Vídeo

FORMACIÓN:

Tânia Oleiro: Voz
João Filipe: Viola de fado
Ricardo Parreira: Guitarra Portuguesa
Paulo Paz: Bajo