ASTAR

“Breabach mezcla lo mejor de la tradición y la modernidad con un estilo verdaderamente convincente”. The Scotsman.

A punto de expirar 2018, la banda escocesa presenta Frenzy of the meet, sexto álbum de su carrera producido por Eamon Doorle, grabado y mezclado con la pericia de Ian Hutchison y masterizado por Calumn Malcolm. Un larga duración que suena a gloria bendita y que ha sido editado en CD y también en formato vinilo con un cuidado arte gráfico a cargo de Somhairle Macdonandl .

En lengua inglesa y en gaélico cuando hay letras, o bien de manera instrumental, las canciones y las baladas, los medios tiempos y los audaces cambios de dinámica se suceden conviviendo con temas abiertamente alegres. Estos son algunos de los hallazgos que durante diez temas convierten la escucha de este disco en una delicia, en pura ambrosía. La calidad de las composiciones, el vigoroso, diverso y prístino sonido se suma a la variedad de estilos, a los diferentes elementos vocales (masculinos y femeninos) y a la diversidad de las propuestas rítmicas que conforman este álbum. Música de raíz folk acústica con vocación contemporánea que destila belleza e intensidad.

Breabach es una de las bandas más célebres y exitosas de la música tradicional escocesa de los últimos tiempos que continúa construyendo su repertorio, sin lugar a duda uno de los más sólidos referentes de la música de raíz británica y, por tanto, capital por su contribución a las músicas del mundo internacionales que se generan desde Gran Bretaña.

Este 2018 han viajado por medio mundo con giras por Australia, Canadá y actuaciones en varios países europeos tanto en festivales como en auditorios.
En 2017 Breabach fueron nominados a los BBC Folk Awards y a los Songlines Music Awards. En 2016 se alzaban con el galardón de los BBC Scotland al Mejor disco del año por su álbum “Astar” y también al de Mejor Grupo del Año.

El quinto trabajo en su discografía es ASTAR (viaje, en gaélico), el cual cuenta con el influjo inspirador de todos aquellos viajes que el grupo ha ido haciendo desde sus comienzos por buena parte del mundo, de todas aquellas personas que les han influenciado a lo largo de este tiempo, lo mismo que de todas aquellos músicos con los que han ido coincidiendo a lo largo y ancho del globo, y con los cuales han establecido colaboraciones, han compartido escenarios e infinidad de vivencias.

Es este ASTAR, podríamos decir, un canto de celebración multicultural y una elegía a la vida, a la amistad y a la comunicación artística. Un álbum excelso que está nominado a Mejor Disco de Europa para la revista Songlines y en el que participan músicos de diversas procedencias como Greg Lauson, Olav Luksengard, Olivier Demers, Mark Atkins, Yirmal Marka, etc.

ASTAR se presentaba en sociedad con un concierto que lograba agotar las localidades en el festival Celtic Connections de Glasgow. El diario Scotsman le otorgaba 5 estrellas y no nos extraña en absoluto porque BREABACH hace muchos años que son una referencia indiscutible del mejor folk mundial. Una de las formaciones célebres y de mayor éxito que en directo adquiere aún mayor intensidad merced a su pericia, fuerza y carisma. Sonido acústico, sí, pero con una dinámica tan poderosa que te lleva en volandas. Porque cuando juntas a dos gaitas escocesas surfeando al unísono, un violín endiablado o susurrante, el contrabajo certero como pulsación de corazón enamorado, la guitarra haciendo una rítmica soberbia y en algunos pasajes, voces, coros y el taconeo del stepdance, uno puede dar buena cuenta de una más que gozosa confluencia de sonidos que hacen revivir a la mejor herencia que ya saben, como buen afluente de la tradición perfectamente acondicionado a nuestro tiempo, unas veces se muestra sutil, sobrio y de una delicada belleza mientras que otras lo hace rocoso y endiablado.

Con dos gaitas, violín, contrabajo, guitarra, voz femenina principal (canta en gaélico) y la particularidad del stepdance que ofrece un complemento rítmico y estético estupendo,
Breabach enamoran con una propuesta que fusiona a la perfección el esfuerzo de recuperación tradicional junto con la apuesta firme por la contemporaneidad.

Exploran los límites y se desafían al tiempo, adoran la herencia musical y la ponen a punto para nuestro ahora y para el futuro. Lo han demostrado en los mejores auditorios y festivales del mundo, desde el Opera House de Sydney hasta el Central Park neoyorkino.

Su trayectoria es impecable y plena de categoría. Enorme su frescura. Internacional su bagaje. Con todos ustedes: Breabach.

Vídeo

Calum McCrimmon: Gaita, whistle, bouzuki y voz
Megan Henderson: Violín, voz y baile
James Duncan McKenzie: Gaita, flauta y whistle
Ewan Robertson: Guitarra y voz
James Lindsay: Contrabajo