La dirección de la pieza ha corrido a cargo de la directora aragonesa Marta Lallana (premio a la mejor película española en el festival de Málaga de 2019). En palabras de la propia Lallana “La idea para el videoclip fue crear una pieza que lejos de sobrexplicar lo que ya cuenta la letra, aportara una dimensión entre la realidad y la poética, apelando al recuerdo de la ausencia de Rambal y a su tan inspiradora libertad. Quería jugar con la idea de que la canción fuera como una especie de himno que habita en los vecinos de Cimavilla, retratando su ausencia a través de encontrarlo presente en los lugares que recorría. Él ya no está entre las calles de su barrio pero su espíritu sigue inundando los espacios de quienes lo conocieron u oyeron hablar de él”.

El tema “Rambalín” es una habanera que forma parte del último trabajo discográfico de Rodrigo Cuevas, el aclamado “Manual de Cortejo” (Arís Música). La canción está dedicada a la figura de Alberto Alonso Blanco, Rambal, un personaje muy popular en el Gijón de las décadas de los 60 y 70. Su reconocida homosexualidad y su asesinato en 1976, un crimen aún sin resolver, aportan a este tema una gran singularidad que pretende además hacer una especie de “justicia poética” a la figura de Alonso Blanco.

“Rambalín” es un canto a la tolerancia y la libertad y que el propio Rodrigo Cuevas dedica “A todas las personas que cuando estás acostumbrado a vivir entre el desprecio y la vergüenza te miran con transparencia, te acompañan con respeto y te hacen ver que la vida puede ser maravillosa. A toda esa gente de Gijón que así lo han hecho. Gracias”

Rodrigo Cuevas

“Rambalín” ganó el «Premiu Camaretá al Mayor Cantar 2020» que otorga la Oficina de Política Llingüistica del gobierno del Principado de Asturias.