Rodrigo Cuevas interpretando Rambalín ayer en la gala de los Premios Ojo Crítico.
Orgullo y sensibilidad, memoria y referentes, belleza y reivindicación.