Genuino Rock celta

La mítica banda escocesa presenta 2 nuevas canciones, ” Time for walking” y ” Back of beyond” , como adelanto de su próximo álbum que verá la luz a finales de 2017.

En las casi tres décadas de singladura no puede obviarse que Wolfstone, la banda de rock celta más poderosa del mundo ha sufrido adversidades, cambios de formación y contratiempos de los que, a la postre, han sabido sobreponerse con enorme altura y calidad escribiendo la biografía de un grupo que es fundamental en lo que a música de raíz tradicional escocesa se refiere.

En la actualidad, nos atrevemos a decir que Wolfstone tiene, si no la mejor formación de directo de su larga historia, sin duda una de las más completas y solventes.

Con la edición de “Terra Firma”, Wolfstone editó uno de los mejores discos de su carrera, de esos que entroncan con “Year of the dog” o “The half tail”. “Terra Firma” atesora una calidad de sonido enorme y una producción artística muy acertada pudiendo encontrar en sus surcos algunas de las grandes piezas del grupo y muchas de las virtudes que otorgan a Wolfstone categoría de gran grupo: duelos a cuatro manos entre Stevie Saint a las gaitas escocesas y Duncan Chisholm al violín de los que quitan la respiración, una base rítmica colosal dominada por un batería excelente además de, naturalmente, muy buenas canciones. El protagonismo de Ross Hamilton en este disco es mucho y bueno, pero ahí se queda, puesto que ha dejado de pertenecer al grupo con lo que Stuart Eaglesham, carismático y maduro, recupera el frontal del escenario con energía renovada.

El nombre del grupo -Piedra de Lobo- proviene de una piedra de los pictos, tribu ancestral, que descansaba en un muro situado a varios kilómetros de Inverness (Tierras altas escocesas), lugar de procedencia y residencia del núcleo fundamental del grupo.

La música que factura la banda es rock-celta en el sentido y la proporción más real puesto que la mitad de los integrantes del grupo proviene del rock mientras que la otra mitad ha crecido escuchando canciones y tonadas tradicionales de su país. Por tanto sus preferencias musicales lo mismo apuntan a Primal Scream o ACDC que a Sharon Shannon o Michael McGoldrick.

Wolfstone fue fundado en 1988 por el violinista Duncan Chisholm y por los hermanos Struan y Stuart Eaglesham. Duncan y Stuart son, a día de hoy, los dos miembros fundadores que aún militan en la banda.

Con la discográfica Rowan records Wolfstone grabó sus dos primeros álbumes de estudio, para su tercer disco -que ellos consideran ahora el primero- recabaron los servicios del multiinstrumentista y excelso productor Phil Cunningham, miembro fundador de los míticos grupos Relativity y Silly Wizard quién, desde entonces, ha colaborado en muchas de las grabaciones del grupo. Phil, oriundo también de Inverness, y gran amigo del grupo, ha cumplido una etapa decisiva en la historia discográfica del grupo escocés.

Wolfstone ficha posteriormente con el sello Iona con quienes editan los álbumes “Unleashead” y “The Chase” así como el maxi single “Burning horizons”. Esta trilogía es junto a “Year of the dog”, “Half tail” , “Seven”, “Not enough shouting”, “Almost an island” y  “Terra firma”, el grueso de la obra reconocida por el grupo hasta el momento.

Dos años después de la aparición de “The chase”, Wolfstone logran un paso fundamental en su carrera al fichar por el sello estadounidense de música celta Green Linnet, en su momento el sello discográfico especializado en música celta más importante del mundo.

A la hora de afrontar la grabación de “The half tail”, Wolfstone decide cambiar de aires en cuanto a la producción artística se refiere y, tras varios discos bajo la tutela de Phil Cunningham, contactan con Chris Harley, – productor de Runrig entre otros-, el cual factura una producción magistral. Las nueve composiciones incluidas en “The half tail” son de una riqueza amplísima conformando uno de los mejores discos de la banda. Nada sobra y todo fascina: desde los reels demoledores hasta las baladas en las cuales la gaita y el violín se sobresalen; esencias y nuevos olores conformar un disco referente para Wolfstone.

“Seven”, disco número 7 en su discografía fue un trabajo que aunaba respeto a la música tradicional con atrevimiento e innovación. Entre otras cosas, en el repertorio de “Seven” se incluye una hermosísima pieza al piano composición de Andy Simmers, tristemente fallecido, dedicada a su padre, a Stevie Saint tañendo la gaita escocesa de codo, o a Duncan Chisholm destilando belleza de su violín evocador y festivo.

Tras “Seven” llegó la hora de “Not enough shouting”, grabado en Escocia y editado en España por Resistencia. Primer disco grabado en directo en el que pusieron de manifiesto que la formación escocesa llegaba a un punto de madurez creativa y de solvencia como banda que les situaba como el gran grupo de rock celta a nivel universal. Un disco con una fuerza descomunal.

“Almost an island”, noveno disco de estudio de la banda, contó una vez más con la ayuda en la producción e instrumentación de Phil Cunningham, un trabajo que rezuma buenas canciones, composiciones propias y alguna que otra versión de temas tradicionales. Piezas explosivas en la línea troncal del grupo pero también samplers y detalles de producción con las que adentrarse en nuevas vías de exploración estética. “Almost an island” es un huracán de aire fresco, un mosaico de buena música, un ejemplo de versatilidad y potencia, un excelente trabajo para un grupo clásico que se mantiene con una frescura envidiable.

Tras su exitosa gira de verano de 2001 en la que recorrieron la península de norte a sur, participando en las programaciones de los Veranos de la Villa (Madrid), Festival Castillo de Aínsa, Festival Celta Reino de León, Festival de As Pontes, Almería, etcétera; el grupo se alzó como una de las atracciones indiscutibles del festival Actual de Logroño en su edición de 2002:

“La fiesta fue creciendo en intensidad y calidad hasta la traca final de Wolfstone. Quizá junto a Rachid Taha, los sonidos más cristalinos del Actual 2002 salieran la noche del Domingo de la agrupación escocesa.” 8 Enero 2002. El País.

Desde hace aproximadamente tres lustros Wolfstone ha realizado con asiduidad visitas a nuestro país y también a Portugal tanto para giras de teatros en invierno como para festivales a lo largo del año. A nivel internacional, han participado en los mejores festivales de folk y nuevas músicas del mundo.

Concretamente, en nuestro país han realizado más de 10 giras y han actuado en los mejores teatros, auditorios y festivales entre los que podemos reseñar el Teatro Monumental de Madrid, Campoamor de Oviedo, Nuevo Teatro Circo de Cartagena, Festival Atlántica en Las Palmas, Etnimusic de Málaga, Semana Negra de Gijón, Sala Apolo de Barcelona, Festival Intercelta de Coruña, Teatro Miguel de Cervantes de Málaga, Folixa na Primavera de Asturias, Festival Folk y Raíces de La Laguna Tenerife, en el festival Noites Celtas de La Coruña, Festival Folk de Zas, en el Intercéltico de Sendim y en el Festival de las Azores de Portugal, en el Festival Intercéltico de Orejo, en el Festival Cantabria Infinita, en el Mundo Celta de Ortigueira, en el Folk Plasencia, en el 5º.40, y un largo etcétera en el que cabe resaltar una memorable grabación para los Conciertos de Radio 3-TVE2.

La formación actual en directo de Wolfstone es de sexteto: eléctrica, elegante, emocional y explosiva. Porque si algo caracteriza al grupo es la contundencia de sus actuaciones en vivo. Y en nuestro país, como ya es sabido, Wolfstone tiene una de sus mejores audiencias en número y en fidelidad, aspecto que el grupo comparte con igual devoción.

En Abril de 2007 ve la luz Meet you there, sin lugar a dudas uno de los mejores trabajos de la banda. Malos chicos del Folk y el Rock en otro tiempo, el rol de “banda de la casa” interpretado durante estos años ha contribuido a fomentar la formidable pericia musical del grupo al contrario de lo que significó en su momento El Último Vals para The Band. Y esto les hizo revalorizarse a ellos mismos. “Hemos tenido que volver a los impulsos iniciales que han mantenido el entusiasmo de la banda durante 30 años construyendo canciones para nosotros mismos” dice Ian Telfer.

“Instalamos un sistema de PA en el salón de una casa en la frontera con Gales y nos trasladamos allí a tocar seriamente. Hacer esto juntos es la clave para nosotros. Este es el único camino para que las canciones crezcan y, por supuesto respiren. Pero también siempre hemos creído que la creatividad es un hecho colectivo y esto ayuda a configurar la política de la banda. No significa que estemos todos de acuerdo en todo ni mucho menos, pero bueno, ahí está la chispa”.
Una vez que estuvieron listas y configuradas las estructuras de las nuevas canciones, Oysterband concretaron sus ideas en The Premises en Hackney (primer estudio en Europa de energía solar) donde trabajaron en las voces y los instrumentos acústicos. Algunas ideas finales fueron añadidas en Brighton y en la casa de cellista Chopper en Suecia.

“Creo que la larga, sustanciosa preparación ha realzado Meet You There enormemente,” dice Telfer. “Las voces- todos los miembros del grupo cantan- son mejores que nunca. El crudo ímpetu que nos ha llevado a girar con grupos como The Pogues, etc, nos hizo evolucionar hacia posiciones más rítmicas, más poderosas. Cuando todo el proceso acabó y lo escuchamos de nuevo, pensamos: Oh sí, qué fuerte,…, toma ya!´. Literalmente dicho, ha sido muy refrescante y ha renovado nuestra autoestima”.

A finales de 2008 y para celebrar sus 30 años de historia musical, buscaron el siguiente leit motiv, editaron The Oxford girl and other stories, un álbum que recuperaba prácticamente todos sus hits pero interpretados con nuevos arreglos, nueva perspectiva creativa y en formato acústico.

2009 y 2010 han sido un binomio de plenitud con giras por Estados Unidos y Canadá, Austria, largos tours en Reino Unido, además de visitas a Italia, España, etc.

The Guardian escribía acerca de su actuación con motivo del treinta aniversario de la revista Folk Roots: “bravo, inesperadamente arrebatador”. Y es que así son, cada día más sabios aunque con la energía y la actitud intactas.

Vídeo

DUNCAN CHISHOLM: Violín
STUART EAGLESHAM: Voz, guitarra acústica
STEVIE SAINT: Gaitas escocesas y flautas
ALYN COSKER: Batería
COLIN CUNNINGHAM: Bajo
DAVIE DUNSMUIR: Guitarra eléctrica

Discografía

Unleashed 1991 Iona Records
The Chase 1992 Iona Records
Burning Horizons 1993 Iona Records
Year of the dog 1994 Green Linnet
The Half Tail 1996 Green Linnet
Pick of the litter 1997 Iona Records
Seven 1999 Green Linnet
Not Enough Shouting 2001 Once Bitten
Almost an island 2002 Once Bitten
Terra firma 2006 Once Bitten

Compartir