Levelling the land

Nuestra banda favorita de Brighton, los incendiarios Levellers acaban de anunciar la incorporación de Billy Bragg y Dreadzone a su Festival A Beautiful Day Out 2017. Alérgicos últimamente a los estudios- y eso que poseen uno- su último álbum de estudio es ” Static on the airways” ( 2012) siendo ” Levelling the land ( 25th Anniversary Box Set) la última obra publicada. Han sacado ¡ 9 discos en directo! y les queda mucha gasolina en el depósito.

La legendaria banda de punk folk  continúa siendo, tras más de dos décadas y media, una de las mejores formaciones del género logrando mantener un directo absolutamente arrollador y un repertorio plagado de coherencia, calidad y grandes éxitos.

En 2012 nos brindaron su último álbum de estudio, “Static on the Airwaves”, preñado de canciones viscerales y frescas marca de la casa tras el directo “Live at the Royal Albert Hall” de 2011, año en el que se ponían las pilas para celebrar por todo lo alto su veinte aniversario con una gira que titulaban Levelling The Land Tour en la que re visitaban el álbum que habían editado en 2001 poniendo en valor a muchos de aquellos temas legendarios.

Vigilados a menudo por una discografía sobresaliente que, de algún modo, les hace cautivos, Levellers han vendido cientos de miles de copias de varios de sus más conocidos álbumes habiendo logrado obtener discos de oro y platino como ninguna otra formación de su género. Nº1 con su single “Zeitgeist”, 5 álbumes que entraron en la lista de los 40 más vendidos y 14 singles que se situaron en el Top 40 de las listas británicas.

Levellers editaba en 2008 “Letters from the underground”, su disco más excitante en años. Producido por Sean Lakeman, se posicionó directamente en el nº 24 de la lista de ventas inglesa. En noviembre de 2009 lanzan al mercado un álbum en directo grabado en el mítico Royal Albert Hall, un concierto único y especial a modo de celebración de su 20 Aniversario. Trabajo que incluye varios de los más relevantes temas incluidos en algunos de sus mejores discos tales como “Weapon called the world”, “Levellers, Zeitgest”, “Mouth to mouth” y “Letters from the underground”.

Situados siempre en la vanguardia del háztelo tú mismo en lo que se refiere a su posición respecto de la industria musical, Levellers son un grupo paradigma y modelo de la autogestión, un referente para multitud de formaciones que pretendan hallar un lugar en la escena profesional y que han podido comprobar que la independencia no está reñida con la capacidad de acción y que, tampoco, ésta mengua las posibilidades de éxito si el repertorio lo merece.

Levellers dispone de su propia compañía de discos, su propio estudio de grabación y centro de operaciones y, por si fuera poco, organizan un festival que este año celebra su novena edición y que cuenta con el optimista nombre de A Beatiful Day Out.

A lo largo de su singladura, Levellers han podido cabalgar en olas de extrema popularidad junto con abismos de recelo y desatención aunque la coherencia desplegada por la banda ha logrado que puedan permanecer al margen de modas y tendencias continuando leales a un estilo, el suyo, absolutamente personal e intransferible. Su formación original se mantiene indemne por lo que aún despliega la pasión y el entusiasmo de sus inicios, un hacer que es motivo de orgullo y guía para jóvenes bandas que aman el folk, el punk y que hacen gala de un descontento inteligente y crítico.

Vídeo

MARK CHADWICK: Voz y guitarra
JON SEVINK:
Violín
SIMON FRIEND:
Guitarras
CHARLIE HEATHER:
Batería
JEREMY CUNNINGHAM:
Bajo
MATT SAVAGE:
Teclados
STEPHEN BOAKES:
Didgerido

Algunas reseñas de la prensa acerca de “Letters from the underground”:

Levellers demuestran que aún poseen la energía, el calor y la pulsión política
Rock sound.

Levellers permanecen vigorosos con sus himnos para consumo de un gran público, con violines furiosos y guitarras rabiosas que lo mismo arden en las praderas de los festivales de verano que en las pistas de los clubes
MOJO

Esto es música folk como debiera de ser… emocionante llamada a mover los brazos y bailar como exige el rock de resistencia, golpe certero difícil de olvidar
DAILY MIRROR

Compartir