“Embrujada” “es un videoclip homenaje a los pueblos, al pueblo de Rodiezmo, pero sobretodo a la libertad. Siempre pensé que la gente más excéntrica, más libre, más extravagante no me la encuentro por la Gran Vía de Madrid o por las Ramblas ni lleva el pelo verde ni 15 piercings; están en los pueblos y aldeas, y desde que me di cuenta, este hecho me fascinó“.